Imprimir

VERSION IMPRESION

Ventajas y desventajas de la siembra directa

Cultivo de plantas

La siembra directa a rastrojo es una forma de cultivo que se caracteriza por se un procedimiento en donde no se utilizan ni rastrajes ni araduras. A grandes rasgos, se presenta como una variante unívoca a esta otra forma de cultivo, en donde sí se utilizan araduras y rastrajes: la siembra de arado.

En la siembra directa, el procedimiento consta solamente del uso de la sembradora, con el objetivo de realizar angostas ranuras a fin de poder colocar, en estos pequeños surcos, las semillas. Sin rastrajes ni araduras, como decíamos, la semilla se coloca de forma casi directa obre el suelo que ya ha ido cultivado.

Uno de los puntos a favor de e proceso de siembra, se manifiesta en el ahorro de energía, al no utilizarse más herramientas o maquinaria que la que se precisa para los surcos que ya mencionamos. De todas formas, hay demás ventajas y desventajas, la cual compararemos a continuación con la siembra de arado.

Comparación con la siembra de cultivo

El punto de partida para comparar ambas formas de siembra, debe hacerse en base a la productividad de la tierra en cada una de los procedimientos, a corto y largo plazo. En la siembra directa, la productividad y fertilidad del suelo es menor en una cosecha, sin embargo, la tierra se mantiene productiva durante más tiempo.

En la siembra de arado, la productividad es considerablemente mayor, pero sólo a corto plazo, ya que, con el correr de las cosechas, la materia orgánica va desapareciendo.

A su vez, i se utiliza el método de siembra directa, se logra atacar la erosión del suelo, la cual es habitual con la repetición del cultivo de arado. Por otro lado, como desventaja, al no ararse la tierra, se pierde la posibilidad de quitar la maleza, siendo necesaria la utilización de herbicidas.  

MisJardines.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<